Tipos de rayos. 2º

Tipos de rayos según los lugares de las cargas que producen el rayo.
- Nube a Tierra, los más típicos y espectaculares (y peligrosos, por supuesto). Existen dos tipos diferentes: Con origen en las nubes y con origen en Tierra. La forma de saberlo es según la dirección de las ramificaciones:






- Nube a cielo o “duendes”: Que son descargas hacia la atmósfera, más arriba de las nubes. No se suelen ver desde tierra. (Más sobre duende Sprite)




- Intranubes: Es decir dentro de una misma nube. Aparecen como relámpagos con algunos truenos. Desde tierra se ve el reflejo del relámpago. Las cargas diferentes aparecen en la misma nube.





- Internubes: De una nube a otra, con grandes truenos. El diferencial de cargas se produce entre nubes diferentes.



- Rayos difusos: Se presentan como un resplandor que ilumina el cielo A causa de ser muy frecuentes en verano, se les denominaba relámpagos de calor. A pesar de ello, se ha comprobado que no es una forma especial del rayo, sino solamente los reflejos en el cielo de una tempestad muy lejana, localizada debajo del horizonte, cuyas chispas eléctricas no se ven y cuyo ruido no se escucha.



- Rayos laminares: Son aquellos resplandores que resultan de la descarga dentro de la nube, entre la carga eléctrica positiva y la negativa. Son internubes o intranubes pero que se producen dentro de la masa nubosa e impide la visibilidad.

- Rayo esferoidal, rayo de bola o rosario: Se presenta en forma de esfera luminosa, llegando a alcanzar el tamaño de una pelota de fútbol. En algunas ocasiones aparecen varios de ellos formando como un rosario. Algunas veces desaparecen repentinamente, con un gran estallido y otras se esfuman silenciosamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada