TSUNAMI DE NUBES.


Este tipo de fenómenos se producen cuando un gran cantidad de humedad y aire caliente del mar es empujado por el viento hacia zonas escarpadas, zonas que presentan un obstáculo (como en el caso de los edificios) y crean estas maravillosas e inquietantes imágenes. 


Cuando este aire caliente, cargado de humedad tropieza con los edificios, este aire debe elevarse, condensandose en pequeñas gotas, de hecho, en ocasiones, hasta hay un poco de lluvia al otro lado del edificio. En un lado del edificio hay sol y en otro llueve.



Realmente, este fenómeno no es diferente de la brisa marina, cualquiera que viva cerca de la costa lo habrá notado. La diferencia es la intensidad del fenómeno. La diferencia de temperatura o de presión en el frente nuboso es tan grande que en ocasiones son seguidas de tormentas eléctricas. De hecho, también se conoce con el nombre de tsunami de nubes aunque no exista un edificio o un obstáculo que lo genere, cuando simplemente aparecen una cantidad de nubes a lo largo del horizonte y poco a poco va cubriendo todo, recordando a una gran ola.




No hay comentarios:

Publicar un comentario