EL VOLCÁN DE LAVA AZUL.



Al no ser químico, me resulta difícil explicar este tipo de fenómenos, así que no voy ni a intentarlo. Pero repitiendo palabras de expertos, el color azul de esta lava es azul porque esta contiene mayor concentración de azufre que otras lavas de otros volcanes. El color no es rojizo, amarillo, como hemos visto miles de veces en diferentes imágenes, sino azulado y violeta. Y este efecto curioso se da únicamente en un volcán en concreto, el Kawah Ijen, que es uno de los estratovolcanes que pueblan la meseta de Ijen, en Indonesia.

Existen varias fotografías e incluso un documental sobre el trabajo del fotógrafo Olivier Grunewald, el autor de las mismas fotos. Abajo las pongo y enlazo con la web del autor, donde no solo describe la majestuosidad del paisaje, sino también la situación precaria de los recolectores de azufre.









1 comentario:

  1. A veces la realidad supera la fantasía, cree que la mayoría de las veces. Hermosas imagenes

    ResponderEliminar